23 jul. 2011

Ojos bipolares.

En principio eran unos ojos llorosos sin más, pero después haciendo el tonto los coloqué cambiados de sitio y vaya, ¡son unos ojos de rabieta! ¿Quién no ha tenido un día bipolar?
Además, si a los ojos de rabieta les sumas este corte de mangas que hizo mi prima, pues ya rematas. Y supongo que si pones un ojo del derecho y otro del revés tienes que parecer directamente esquizofrénico o algo peor. Suena divertido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario